lunes, 2 de octubre de 2017

Tarta de café y leche condensada con base de pan de molde

Tarta de café y leche condensada

Acostumbro a hacer el postre los domingos para después de la paella, pero hay algunos, cómo por ejemplo el pasado, en los que me levanto con muy pocas ganas.

Paso por varias fases: -1. Me levanto decidida a no cocinar y pienso que por un día me van a perdonar no llevar postre, podemos comer fruta o cualquier cosa que tenga mi madre, me convenzo -2. Empiezo a dudar y cómo no tengo nada pensado, hago recuento mental de los ingredientes que tengo disponibles -3. Cómo sigo sin tener muchas ganas, descarto la mayor parte de las ideas que se me ocurren, sobre todo, si en ellas se incluye usar el horno -4. No puedo resistir la tentación y voy a la cocina con los pies a rastras, pero al llegar, preparo unos cuantos ingredientes, y ya está, de repente no me importa cocinar, ensuciar, fregar... Qué feliz soy en la cocina!!!




Ingredientes tarta de café y leche condensada con base de pan de molde


Base de pan de molde

- Pan de molde sin corteza (la cantidad de rebanadas dependerá de la forma y el tamaño del molde que usemos)
- 100 ml. de leche
- 1 cucharadita de azúcar
- 1 cucharadita de las de té de café soluble



Capa de café

- 400 ml. de leche
- 1 sobre de cuajada
- 75 gr. de azúcar
- 10 gr. de café soluble (si queréis sabor muy suave, poned algo menos)



Capa de leche condensada

- 350 ml. de leche
- 1 sobre de cuajada
- 150 gr de leche condensada

Tarta de café y leche condensada
Tarta de café y leche condensada


Elaboración paso a paso


(En función de si usamos un molde desmoldable, o un molde cualquiera de los que extraemos la preparación volteándolo, empezaremos por la base de pan o por la capa de leche condensada. Yo he usado simplemente una fiambrera rectangular para prepararla, por lo que la primera capa que he preparado era la que quería que quedase en el piso superior de la tarta, o sea, la blanca.)


Capa de leche condensada

1. Ponemos a calentar a fuego medio la leche condensada junto con 150 ml. de la leche. A parte mezclamos el sobre de cuajada con los 200 ml. de leche restante.
2. Cuando la mezcla empiece a hervir, añadimos la disolución de cuajada y removemos hasta que hierva de nuevo. En ese momento, retiramos del fuego unos segundos, volviendo a colocar el cazo en el fuego para hacer hervir la mezcla por última vez. No debemos dejar de remover en ningún momento para evitar que se pegue en el fondo.
3. Para favorecer el desmoldado, con una servilleta un poco mojada, humedecemos las paredes del molde. Vertemos la mezcla en él y la ponemos en la nevera mientras preparamos la siguiente capa.

Capa de café

1. Ponemos a calentar a fuego medio 200 ml. de la leche, en la que disolveremos el café soluble y el azúcar. A parte mezclamos el sobre de cuajada con los 200 ml. de leche restante.
2. Cuando la mezcla empiece a hervir, añadimos la disolución de cuajada y removemos hasta que hierva de nuevo. En ese momento, retiramos del fuego unos segundos, volviendo a colocar el cazo en el fuego para hacer hervir la mezcla por última vez. No debemos dejar de remover en ningún momento para evitar que se pegue en el fondo.
3. Vertemos la mezcla con cuidado sobre la primera capa. Para evitar que se mezclen, nos podemos ayudar de una cuchara sopera, con la que podemos frenar un poco el chorro.

Base de pan de molde

1. En un plato hondo mezclamos la leche con el azúcar y el café.
2. Remojamos las rebanadas de pan en la leche del plato y las vamos colocando cuidadosamente sobre la capa de café. Si es necesario recortamos las rebanadas al tamaño exacto para ocupar toda la superficie. Si es necesario, las presionamos ligeramente para que queden niveladas.

Reservamos al menos 2 horas en la nevera y desmoldamos volteando sobre un plato. Decoramos al gusto, yo he usado chocolate blanco y negro, que combinan a la perfección con el café.


Tarta de café y leche condensada
Tarta de café y leche condensada

Esta tarta puede ser más o menos light en función de los ingredientes elegidos. Yo he usado leche desnatada, por lo que ha quedado ligerita. Si quieres algo más consistente, puedes incluso reemplazar parte de la leche por nata.


Espero que os guste. Un besito,


Eva
Síguenos en tu red social favorita:


Con este post participo en en el reto semanal de facilisimo "recetas con pan de molde

2 comentarios:

  1. Que buena idea! Es como la tres chocolates pero con sabores distintos, me encanta la idea! Seguro que la preparo. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no había caído en la similitud, pero tienes razón.
      Ya me contarás si te ha gustado.
      Besitos!!!

      Eliminar

No olvides comentar. Tus opiniones, dudas y sugerencias nos enriquecen.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...